Es conveniente hacer una revisión a partir de los 5 años, edad en la que se aproxima el cambio dentario, para controlar el desarrollo de la oclusión ya que si hay alguna disfunción, es la etapa ideal para su corrección.

Se debe tener especial cuidado con los malos hábitos orales porque pueden producir deformación en la posición de los dientes, de los maxilares y/o mala posición lingual; algunos de los más comunes son:

  • el uso del chupete
  • chuparse el dedo
  • obstrucción respiratoria por amígdalas o pólipos
  • respiración bucal
  • caries
  • pérdida prematura de dientes temporales
  • interposición lingual o labial
  • tragar con patrones inadecuados

Estos malos hábitos se deben corregir tempranamente para que no interfieran en el crecimiento óseo facial y la ortodoncia es ayuda fundamental junto a otros profesiones de la salud.

914088404