Es conveniente visitar al dentista dos veces al año para una revisión dental rutinaria.

La prevención es la mejor manera de asegurar que sus dientes y encías duren toda la vida.

Estas revisiones dentales sirven para que su dentista esté atento al cuidado de sus dientes y encías y vigile los signos de otros problemas de salud que aparecen en la boca, como los cánceres bucales.

Visitar con frecuencia al dentista le asegura mantener sus dientes naturales. Con ellos podrá masticar con mayor comodidad y disfrutar de una mejor digestión. Tendrá una sonrisa sana, complemento natural de su imagen, y hablará con mayor comodidad que si llevara prótesis dentales.

A su vez, la correcta higiene oral y la prevención de sus problemas dentales reducirán notablemente los costos del tratamiento.