Los tres tratamientos preventivos por excelencia son:

  • La limpieza dental diaria
  • Selladores de focetas y fisuras
  • Aplicación de flúor

El flúor produce remineralización del esmalte dental aumentando la resistencia de los dientes a las caries, disminuyendo la adherencia de las bacterias y mejorando la salud de dientes y encías. s aconsejable realizar la aplicación de flúor cada  cada seis meses.

¿Cuántas veces nos hemos de cepillar los dientes al día?

En general, si la técnica del cepillado fuera la correcta, una sola vez al día sería suficiente. Sin embargo, para asegurar una correcta higiene dental es recomendable hacerlo dos o tres veces al día, y con especial cuidado antes de ir a dormir.

¿Cada cuánto tiempo debemos cambiar el cepillo de dientes?

El cepillo de dientes debe tener unos filamentos activos capaces de eliminar la placa bacteriana. Por término medio, la vida de un cepillo no debe ser superior a tres meses, ya que para entonces los filamentos estarán muy deteriorados y serán poco efectivos.

¿Qué cepillo dental es mejor, uno de nylon o uno de cerdas naturales?

Debemos cepillarnos siempre con un cepillo de filamentos de nylon blandos o medios (nunca duros) y con puntas redondeadas para no dañar el esmalte; por el contrario no hay que utilizar jamás uno de cerdas naturales, ya que son más irregulares y pueden retener bacterias. Después de utilizarlo hay que lavar muy bien el cepillo con agua para eliminar los restos de dentífrico, placa bacteriana y alimentos, y secarlo, con el fin de evitar que la humedad se convierta en un lugar idóneo para el desarrollo de bacterias.

¿Son recomendables los cepillos eléctricos?

Sí, estos cepillos también sirven para aumentar la higiene bucal. De hecho estudios recientes demuestran que la efectividad de los eléctricos es igual o superior al cepillado manual.