prótesis dentales

Las prótesis dentales son elementos artificiales destinados a devolver la estética y la función a los dientes y a los maxilares.

La pérdida de dientes provoca desajuste en la mordida así como alteración en la fuerza y equilibrio de la mandíbula. Puede provocar dolor en la articulación temporomandibular, dolor a nivel de la musculatura cérvico–facial y cefaleas.

La solución a estos problemas pasa  por la elección de algún tipo de prótesis dental.

A efectos prácticos, podemos hablar de tres tipos de prótesis dentales:

  • Prótesis dental fija
  • Prótesis dental removible
  • Prótesis dental mixta

LA PRÓTESIS FIJA

La prótesis dental fija repone los dientes faltantes por medio de fundas o coronas de metal porcelana o, en casos recomendados, solo porcelana. No se mueve ni se puede quitar de la boca.

Es una de las rehabilitaciones más cómodas, mejor toleradas que, además de proporcionar estética, ofrece seguridad al masticar y al hablar.

Para realizar las prótesis dentales fijas utilizamos los últimos avances tecnológicos, en combinación con los materiales más novedosos, estéticos, fiables y biocompatibles con el tejido dentario.

LA PRÓTESIS REMOVIBLE

En este caso, los dientes faltantes se reemplazan con una prótesis dental extraíble, cuya retención se  hace a través de  otros dientes o de las encías.

A diferencia de la anterior, el propio paciente puede retirarla de la boca o colocársela.

LAS PRÓTESIS MIXTAS

Como su nombre indica, las prótesis dentales mixtas tienen de una parte que se fija a la boca y otra removible que se puede retirar y colocar, según sea necesario.